Compartir en

Patologías y Tratamientos


Craneoplastias

Distintas patologías pueden requerir que la cubierta ósea del cráneo sea resecada durante la cirugía. Esto puede deberse a infecciones, traumatismos o infiltración por tumor entre las más comunes.  Si no hay infección se puede cubriri el defecto óseo con distintas prótesis para proteger el cerebro. En casos con infección probada o dudosa es preferible diferir a un segundo tiempo quirúrgico la cirugía de craneoplastia.

En la actualidad se pueden usar distintas prótesis en base al tamaño del defecto y su localización.

Pequeños defectos postoperatorios en regiones cefpalicas posteriores pueden taparse con injertos propios del paciente adheridos con cola de fibrina biológica.

En defectos más grandes se puede usar:

  • Cemento biológico
  • Mallas de titanio
  • Prótesis de polímero vegetal, medpore o cemento diseñadas en forma 3D con los requerimientos específicos del paciente para intentar obtener el mejor resultado cosmético posible. Estas plaquetas prediseñadas se fijan con pequeñas placas y tornillos de titanio a los bordes del cráneo adyacente.

Solicitar un turno Derivar pacientes Donar a Fleni