Rehabilitación de adultos y niños y Centro de Imágenes Moleculares

El Instituto de Rehabilitación y Educación Terapéutica de Fleni se inauguró el 3 de diciembre de 2001, con el compromiso de brindarle a nuestro país un centro médico de excelencia en el área de rehabilitación y educación especial. Su objetivo es brindar tratamiento de rehabilitación para pacientes adultos y pediátricos con discapacidades físicas y/o intelectuales, mediante la utilización de modernas técnicas intensivas e integrales brindadas por profesionales altamente capacitados en la Argentina y el extranjero.

Su desarrollo fue fruto del esfuerzo de más de dos años de un grupo de trabajo constituido por especialistas de diferentes áreas, con el objetivo común de crear un centro de características únicas en Latinoamérica que conjugara actividades de rehabilitación con la educación terapéutica. En el proyecto original participaron médicos, fonoaudiólogos, kinesiólogos, bioingenieros y arquitectos. Estos últimos tradujeron en el mejor diseño edilicio las ideas del equipo de trabajo. Su diseño no reproduce el de ningún otro centro preexistente, sino que es tomado como modelo de desarrollos posteriores en otras partes del mundo.

Cuando el anteproyecto original, diseñado por el Dr. Sergio Starkstein, se concluyó, a fines de 1999, fue revisado en su totalidad por especialistas de la University of Maryland y del Kennedy Krieger Institute, perteneciente a Johns Hopkins University, quienes colaboraron en los ajustes finales del diseño edilicio. Bajo esta premisa nacieron el Centro de Rehabilitación (CR) para pacientes adultos y pediátricos y el Centro Educativo Terapéutico para Niños y Adolescentes (CETNA), los dos grandes pilares que constituyen el Instituto de Rehabilitación y Educación Terapéutica de Fleni. Ambos son el complemento perfecto del concepto moderno de rehabilitación, basado en el avance de las Neurociencias sobre la comprensión de los mecanismos de funcionamiento y reparación del sistema nervioso, y entendido como el aprendizaje y readquisición de las principales funciones del ser humano que pudieron verse afectadas por enfermedades congénitas o adquiridas.

Todas las esferas del individuo −motoras, cognitivas, del lenguaje y funcionales− son abordadas por profesionales cuyo aporte es mucho más que la suma de su conocimiento individual; constituye una sinergia basada en el trabajo interdisciplinario. Este modelo de organización permite plantear objetivos de trabajo superadores a los concebidos en la mayoría de los centros de rehabilitación en el mundo: lograr no solo el entrenamiento del individuo en la adquisición de independencia en las actividades básicas de la vida diaria, sino su reinserción en la comunidad, lo cual incluye el ámbito laboral y académico-escolar.

La capacitación de los profesionales comenzó a fines de 1999 y se prolongó hasta fines de 2001. Hoy, estos especialistas son los responsables de la formación de sus pares que se han incorporado desde entonces y de transmitir un modelo de funcionamiento inédito hasta ese momento en la Argentina. Para ello, se tomó como base el modelo de los principales centros de Estados Unidos, fundamentado en la definición de criterios de admisión estrictos, formulación de objetivos mensurables, realistas, con plazos acotados y con la reinserción de la persona nuevamente en la comunidad como premisa de un buen resultado del tratamiento.

La acreditación por parte de la Comisión Acreditadora de Centros de Rehabilitación de los Estados Unidos (CARF) en 2005, luego de dos años de trabajo, fue la convalidación y consolidación de un modelo de organización de excelencia no solo desde la visión de sus pacientes y profesionales sino desde la mirada de una organización internacional que la calificó y validó. En efecto, CARF es la organización internacional de mayor jerarquía en el mundo en acreditaciones de centros de rehabilitación. Comenzó en Estados Unidos hace más de cuarenta años, pero su criterio fue adoptado en muchos países. Hoy hay más de veinte mil instituciones acreditadas por CARF en Estados Unidos, Canadá, Europa y Australia.

El CR de Fleni es el único centro de habla hispana acreditado por cumplir con los estándares más altos de calidad en rehabilitación a nivel mundial. El prestigio internacional de Fleni Escobar no tardó en imponerse, luego de la acreditación internacional, consolidándose la afluencia de pacientes extranjeros, principalmente de Latinoamérica.

Nuestros benefactores, y en especial la Fundación Pérez Companc, han sido el apoyo necesario en estos años para hacer posible esta realidad, junto con todos los pacientes que han depositado su confianza en nuestro conocimiento.

Estructura de la Sede Escobar

El Centro de rehabilitación de la Sede Escobar posee 21.000 M2 y cuenta con 430 empleados. Su equipamiento cuenta con: 60 Camas operativas, 45 Camas de Internacion adultos, 15 camas de Internacion pediátrica, 6 Gimnasios, una Piscina (hidroterapia), un Laboratorio de marcha, dos Laboratorios de tecnología, 6 Dormis (Unidades habitacionales pacientes HDD), un Centro de adaptación urbano, una Pista de conducción para pacientes con dificultad motora y un Simulador de manejo de automóviles.

El  Centro de Imágenes Moleculares (CIM) y el Laboratorio de Investigación Aplicada a la Neurociencia (LIAN), de la sede Escobar, tienen una extensión de 6.000 M2. Cuenta con 4 camas operativas fraccionadas en: 1 PET-CT 64, 1 Ciclotron, 2 camas en Laboratorio de radiofarmacia (Normas GMP), 4 en Laboratorios para investigación, 1 MicroPET, 1 Quirofano experimental y 1 Bioterio.

Historia