La evaluación consiste en un examen exhaustivo llevado a cabo por nuestros neuropsiquiatras en una sola entrevista. Esta puede ser complementada con herramientas como análisis clínicos y estudios por imágenes.

La evaluación neuropsiquiátrica es una herramienta muy útil para el diagnóstico rápido de trastornos emocionales, conductuales y cognitivos (es decir, relacionados con funciones como la memoria y la percepción). Estos incluyen una gran cantidad de enfermedades, desde depresión y trastorno bipolar, demencias y adicciones hasta las consecuencias psíquicas derivadas de un traumatismo de cráneo o un ACV.

En Fleni, este proceso multidimensional es llevado a cabo por nuestro equipo de neuropsiquiatras, formados tanto en neurología como en psiquiatría, lo que les permite una comprensión integral de cómo ciertos desórdenes cerebrales pueden traducirse clínicamente en anormalidades de la conducta.

Como todo método de diagnóstico efectivo, la evaluación neuropsiquiátrica que realiza nuestro Servicio de Neurología cognitiva, Neuropsicología y Neuropsiquiatría es clave para formular el mejor tratamiento posible teniendo en cuenta la individualidad de cada paciente. Además, detectar cambios tempranos en la personalidad puede conducir a un diagnóstico precoz de una enfermedad cerebral.

¿Quiénes pueden beneficiarse de esta evaluación?

En principio, una evaluación neuropsiquiátrica puede ser beneficiosa para todo paciente que registra cambios emocionales, cognitivos y de la conducta, como por ejemplo:

Trastornos cognitivos:

  • Post ACV
  • Demencia
  • Demencia vascular
  • Demencia frontotemporal
  • Cuerpos de Lewy
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Secuelas de un traumatismo de cráneo
  • Epilepsia
  • Long Covid

Trastornos conductuales:

  • Adicciones
  • Episodios psicóticos y del control de impulsos
  • Trastornos obsesivo-compulsivos
  • Hábitos agresivos
  • Desmotivación severa

Trastornos afectivo-emocionales:

  • Depresión
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno de ansiedad
  • Estrés

Este examen también es aconsejable para aquellos pacientes que registran cambios de personalidad sin un diagnóstico claro, con trastornos congénitos de desarrollo del cerebro o con condiciones neuropsiquiátricas como consecuencia de enfermedades médicas prevalentes (diabetes, patologías cardiovasculares, etc).

¿En qué consiste una evaluación neuropsiquiátrica?

La evaluación consiste en un examen exhaustivo llevado a cabo por nuestros neuropsiquiatras durante una sola entrevista. Esta incluye el análisis de los antecedentes individuales y familiares del paciente, de la historia de su enfermedad actual y la detección de los signos y síntomas que manifiesta.

En algunos casos, como por ejemplo cuando se trata de personas con enfermedad de Alzheimer, puede ser necesario complementar la evaluación con una entrevista con un familiar del paciente o su cuidador principal.

Algunas de las herramientas y recursos que se usan para hacer la evaluación son:

  • Tests y cuestionarios con normas internacionales estandarizadas
  • Exámenes neurológicos
  • Pruebas neuropsicológicas
  • Imágenes cerebrales (resonancia cerebral magnética, exploraciones PET y SPECT, etc)
  • Análisis de sangre
  • Evaluación del sueño
  • Análisis del líquido cefalorraquídeo (de ser necesario).

Una vez que se identifican las causas del trastorno, nuestros especialistas elaboran un plan de tratamiento para abordar el problema desde múltiples ángulos y garantizar que el paciente reciba una atención y un seguimiento médico de última generación.

Servicio de Neurología Cognitiva, Neuropsicología y Neuropsiquiátrico.

CONTACTO: centrodememoria@fleni.org.ar